Buenas Prácticas en el manejo de materiales - Solumat

Buenas Prácticas en el manejo de materiales

11 tips para mejorar la logística de tu negocio
22 marzo, 2017
Características y funciones de los muelles de carga
10 abril, 2017

Buenas Prácticas en el manejo de materiales

Las buenas prácticas aplicables en las pequeñas y medianas industrias de nuestro medio, clasificadas en buenas prácticas ambientales (que comprende los aspectos operativos y tecnológicos), buenas prácticas de seguridad industrial y salud ocupacional y buenas prácticas de gestión, teniendo en cuenta las diferentes etapas del ciclo de vida de un material.

A continuación, se presentan las Buenas Prácticas operativas o de manufactura que comprenden la compra, el manejo, el almacenamiento, el transporte, la distribución y venta, y el manejo de residuos de los materiales peligrosos. Igualmente se presentan las Buenas Prácticas a nivel tecnológico que son aplicables a todas las Mipymes.

Buenas prácticas para la compra:

Para la compra de materias primas o de materiales auxiliares en los procesos de las mipymes, se deben tener en cuenta las siguientes medidas:

1. Minimizar la compra de materiales peligrosos, seleccionando preferiblemente aquellas que no lo son o que sean de menor peligrosidad.

2. Establecer convenios con los proveedores para la devolución de empaques y envases desocupados, así como de sustancias que han caducado.

3. Exigirles a los proveedores las hojas de seguridad de los productos comprados y toda aquella información técnica que permita conocer más acerca del producto.

4. Establecer convenios de capacitación e intercambio de información técnica acerca de la sustancia peligrosa adquirida.

Buenas prácticas antes del manejo:

Antes de manipular cualquier material peligroso, es importante implementar medidas como:

1. Identificar perfectamente el material y sus propiedades físicas y químicas, que definen su comportamiento y los peligros que ofrece.

2. Corroborar que todos los envases y recipientes de materiales estén etiquetados de forma clara, legible e indeleble, y que estén preferiblemente en idioma español.

3. Identificar y conseguir los elementos de protección personal requeridos de acuerdo con las características de los materiales y los riesgos que presentan, y mantenerlos en buen estado y en cantidad suficiente para que todo el personal que esté en contacto con el material peligroso en operación normal y en caso de emergencias.

4. Verificar el buen estado de la infraestructura, los equipos y/o los materiales con los cuales se va a trabajar para prevenir accidentes, así como verificar la existencia de los implementos y los equipos necesarios para la atención de las emergencias.

5. Identificar los factores del medio externo, que pueden ocasionar reacciones en el material y cambios en su comportamiento. Entre estos factores considerar principalmente:

Humedad: Muchos materiales son sensibles a la humedad y al almacenarlos algunos desencadenan reacciones violentas al contacto con el agua.

Calor: Existen materiales que son sensibles al calor, por lo que se deben almacenar en lugares frescos o incluso en un refrigerador. No sólo se guardan en estas condiciones porque presenten riesgo de desencadenar reacciones violentas sino porque el calor puede alterar su calidad.

Oxidaciones: Algunos compuestos químicos sufren reacciones (de óxido-reducción) por el solo hecho de abrir y cerrar el embalaje que los contiene. Estas reacciones producen contaminación de los materiales.

Fuente: https://www.cortolima.gov.co/